Las opciones de alojamiento en Nueva Zelanda son diversas, con algo para todos los niveles de confort y presupuesto.

Desde cabañas de lujo hasta lugares para hacer camping y camping de lujo y estar en contacto con la naturaleza, las opciones de alojamiento en Nueva Zelanda son variadas y abundantes.

Los proveedores de alojamiento que tienen el símbolo de Qualmark han sido sometidos a una rigurosa evaluación para ganar sus estrellas, y esto es algo a considerar cuando investigues lugares para hospedarte en Nueva Zelanda.

bed Búsqueda de alojamiento

Encontrá un lugar especial para hospedarte

Los alojamientos de lujo en Nueva Zelanda por lo general se encuentran en las ubicaciones más deslumbrantes. Hacé que tu viaje sea más especial con una experiencia única de alojamiento.

Encontrarás alojamientos boutique y cabañas de lujo a una conveniente distancia de los centros principales de Nueva Zelanda, pero por lo general ubicados en un oasis de tranquilidad que te permite aprovechar al máximo los paisajes y bosques autóctonos de Nueva Zelanda.

Encontrá el alojamiento adecuado para tu presupuesto

Ya sea que estés viajando solo y tengas ganas de recibir la cálida bienvenida de un hostal, o viajes con toda tu familia a rastras y prefieras un parque vacacional con juegos, podés encontrar el alojamiento para tu presupuesto.

Los parques vacacionales y campamentos ofrecen ubicaciones fabulosamente pintorescas a un excelente precio. Por otro lado, los hoteles y moteles típicamente están en ubicaciones más céntricas y son opciones de gama media ideales. 

Viví como los lugareños

Para una auténtica experiencia kiwi, alojate en una casa de vacaciones ('bach' como se dice en la jerga local). Un 'bach' por lo general es una casita pequeña escondida en un tranquilo pueblo costero o en otro lugar pintoresco, con una onda retro y un enfoque en volver a las cosas básicas.

Para llegar a conocer más a fondo la cultura local, además de lo acogedor de un verdadero hogar, podés disfrutar de la hospitalidad de los anfitriones de una estadía en una granja o en un hogar de familia.