Las casas de vacaciones son una excelente opción si viajás en grupo o si preferís tener tu propio espacio y comodidades para cocinar.

Tener una casa de vacaciones es una notable tradición en Nueva Zelanda. En la Isla Norte, la palabra local para casa de vacaciones es "bach"; en la Isla Sur, es "crib".

Alquilar una casa de vacaciones privada es una buena forma de ser autosuficiente. No hay dos casas iguales, y varían desde cabañas simples hasta lujosos refugios en las montañas. Y, al compararlo con un hotel o motel, descubrirás que te ofrecen mucho más espacio para disfrutar. 

Nuestras listas de casas de vacaciones incluyen algunas de las ubicaciones más idílicas de Nueva Zelanda. Buscá la ubicación y el nivel de comodidad que deseás.

Planifique sus Vacaciones

Vive como un local

plane Buscar y reservar vuelos