Great Walks: Whanganui Journey

5 DAYS

145 KM

Puntos destacados

  • Native forest and beautiful birdsong
  • Ancient Maori heritage
  • A wild river journey

Proximidad

Grade

Canoe journey

Estás aquí

Da un paseo por el río Whanganui, sin tocar el suelo. Esta aventura memorable en kayak o canoa fluye a través de un parque nacional hermoso.

145 km, 5 días

Dejá que el agua te lleve

Con una longitud de 290 kilómetros, el místico río Whanganui es uno de los ríos más largos del país. Esta aventura magnífica en canoa o kayak recorre 145 km a medida en lo profundo de los bosques vírgenes de un parque nacional inmenso. El viaje ofrece todas las maravillas naturales de un sendero Great Walk, sin necesidad de caminar.

El viaje de cinco días te lleva más allá de las garras de la civilización moderna. Junto al río y a través de cañones escarpados, fluyen más de 200 rápidos que se pueden navegar. Sin embargo, en condiciones normales, nunca corren con un grado de dificultad mayor a dos, lo que significa que es adecuado para principiantes.

Con la excepción de un pueblo pequeño a dos días de distancia río abajo, no hay negocios, rutas ni asentamientos en el camino; solo paz, tranquilidad, aves abundantes y bosques nativos colgando de la pared de un acantilado junto a la ribera del río.

La noche se pasa bajo un manto de estrellas. Las carpas se colocan en sitios de césped en los campamentos y cuentan con las comodidades básicas: suministro de agua, baños y un lugar protegido para cocinar. Lo más destacado del viaje es la opción de pasar una noche inmerso en las tradiciones, el protocolo y la hospitalidad maoríes en la antigua pa (fortaleza) maorí, Tieke Kainga.

Una tierra escabrosa con un corazón blando

Las tierras que rodean la ruta Whanganui River Journey son remotas y escarpadas. Los valles arbolados empinados se extienden hasta el horizonte. Bajo la vegetación abundante y los suelos volcánicos fértiles, la tierra está compuesta principalmente de lutita (papa) y arenisca blanda que ascendió del lecho marino hace tan solo un millón de años. Con el transcurso del tiempo, los cursos de agua naturales erosionaro la tierra para formar desfiladeros profundos, líneas de crestas filosas, acantilados verticales y cascadas innumerables. Al abrirte camino río abajo por el río Whanganui, la tierra se eleva abruptamente por todos lados, lo que da la sensación de estar entrando en el corazón del bosque.

No es necesario meter un kayak en la valija

Es extraordinariamente fácil experimentar las maravillas de la ruta Whanganui River Journey. Se pueden alquilar kayaks y canoas abiertas (canadienses) en Taumaranui, junto con cualquier otro equipo necesario. Varias empresas ofrecen recorridos informativos guiados y también se pueden arreglar viajes más cortos con una moto de agua que te recogen en áreas de campamento remotas.

Un anfiteatro para el canto de las aves

Los bosques verticales concentran las melodías diversas de las aves autóctonas. El día comienza con un coro al amanecer, que continúa durante el día. El kereru regordete (paloma torcaz) se zambulle en picada desde el techo del bosque para ganar velocidad suficiente para elevarse de nuevo y chocar haciendo ruido contra el follaje en busca de más bayas. Son los aviones bombarderos de los bosques de Nueva Zelanda.

El tui nativo con sus notas como una campana y sonidos, chasquidos y repiqueteos ásperos, llama la atención por sus plumas oscuras y metálicas y un mechón blanco en el cuello. Los colas de abanico ejecutan maniobras aéreas que parecen imposibles en busca de insectos invisibles mientras se pueden escuchar los sonidos de los petirrojos nativos, las ratonas hadas y las petroicas. Al anochecer, cerca de John Coull Hut, se pueden ver murciélagos colilargos que cruzan el río muy por encima del follaje. Y por la noche se puede escuchar el chillido agudo del kiwi.

El puente a ninguna parte

En un punto, podés dejar tu canoa y seguir un sendero fácil para descubrir un puente en el medio de la nada. En lo profundo del bosque, completamente aislado de las señales y la civilización, este puente de ruta de hormigón macizo cruza una quebrada profunda. Fue construido en 1936 para mejorar el acceso al asentamiento Mangapurua Valley Soldiers. Se abandonó la zona en 1942, de modo que el puente se utilizó solo seis años. Hoy en día ofrece una plataforma perfecta para vistas a la altura del follaje del bosque.

Otras actividades en la zona

Hay numerosos senderos de excursionismo en el Parque nacional Whanganui, que van desde paseos cortos hasta aventuras de varios días. También se puede pescar trucha arcoíris y común. Un barco histórico restaurado lleva a los visitantes por los tramos inferiores del río desde la ciudad de Wanganui, o podés tomar un viaje más rápido en una moto de agua.

Cuando luchan las montañas, nacen ríos magníficos

Dice la leyenda maorí que el río Whanganui fue creado por el Monte Taranaki cuando huyó de la ira del Monte Tongariro, en el centro de la Isla Norte. Taranaki había intentado seducir a la esposa de Tongariro, la hermosa cumbre Pihanga. Enfurecido, Tongariro erupcionó y bañó a Taranaki con lava fundida y cenizas calientes. Derrotado y con un terrible pesar, Taranaki escapó al oeste tallando una zanja hasta el mar antes de dirigirse hacia el norte hasta su residencia actual. El agua cristalina fluyó desde Tongariro para llenar la zanja y crear el río Whanganui.

La historia sigue la corriente

Los primeros maoríes exploraron y se asentaron en la ribera del río Whanganui. Cultivaron el suelo fértil y construyeron trampas sofisticadas para lampreas y anguilas. Hasta el día de hoy, el río tiene un significado espiritual profundo para los maoríes del lugar.
Los misioneros europeos llegaron en la década de 1840, y 50 años más tarde barcos fluviales transportaban a los colonos europeos tierra adentro y llegaban hasta Taumarunui. Los viajes de pasajeros florecieron a medida que los primeros turistas, motivados inicialmente por la falta de rutas buenas, descubrieron la belleza natural notable del río.

En la década de 1920, se mejoraron las rutas de acceso a las atracciones volcánicas de la Isla Norte y el servicio de barco fluvial se extinguió paulatinamente. Entonces comenzaron a crecer los intereses agrícolas en la zona, lo que trajo aparejada la formación de los primeros grupos de conservación para buscar la protección del gobierno para el entorno natural. Estos esfuerzos visionarios crearon los cimientos de lo que luego se convirtió en el Parque nacional Whanganui: 742 km² de pura naturaleza virgen, atravesados por la ruta Whanganui River Journey.

Reservá una caminata con un operador turístico

Hay una serie de operadores turísticos especializados que pueden ayudarte a darle vida a tu paseo soñado. Si estás buscando un tour guiado o alojamiento en el sendero, revisá nuestros listados de empresas para encontrar la experiencia adecuada para vos.

Reservá una caminata de forma independiente

Si quieres recorrer de manera independiente uno de los Great Walks, necesitarás reservar los alojamientos con antelación utilizando los Centros para visitantes del Departamento de Conservación (DOC).

  • Great Walks Precios y Reservas
  • Los Centros para visitantes del Departamento de Conservación (DOC) en todo el país pueden realizar las reservas de cabañas o campamentos en tu nombre. Se aplica una tarifa de reserva.
  • Llamá al +64-3-249 8514, fax: +64-3-249 8515, correo electrónico greatwalksbooking@doc.govt.nz

Más información

Buscar y reservar vuelos