Casas rodantes

Estás aquí

No cabe duda de que las casas rodantes son el tipo de alojamiento más flexible para unas vacaciones motorizadas.

Una casa en el camino te da la libertad de enfrentar cada día según se presenta. Recorré el país, descubrí lugares hermosos y apartados donde detenerte y disfrutar de un picnic.
 
Por la noche, verás que es práctico reservar un sitio con electricidad en el parque de vacaciones o el terreno para acampar. Las instalaciones de cocina, lavandería y baños están a la mano y muchos lugares tienen excelentes sitios en la orilla de un lago o una playa. En ocasiones, es posible acampar gratis, pero es aconsejable comprobarlo en el centro de información local antes de estacionarte por la noche, ya que en Nueva Zelanda cada distrito tiene diferentes normas sobre los lugares permitidos.
 
Las tarifas de alquiler diario varían según la temporada y no tienen límite de kilometraje por día. Entre otros costos, se incluyen el seguro y un depósito que se te reembolsa al finalizar tus vacaciones. Si pensás viajar durante el verano y el otoño, es mejor que reserves tu casa rodante antes de llegar a Nueva Zelanda. Por lo general, la edad mínima para alquilar una casa rodante es de 21 años.
Find & book campervans

¿Tienes una gran historia para contar? Agrega tu artículo

Buscar y reservar vuelos