Vibrante y revitalizante, la primavera en Nueva Zelanda es de septiembre a noviembre.

Descubrí los lugares y experiencias que están altamente recomendados para unas vacaciones primaverales en Nueva Zelanda. Aunque quizás te encuentres con algún que otro día de lluvia, no tendrás que competir con las multitudes que visitan el país en la temporada alta de verano.

El clima en Nueva Zelanda en la primavera

La temperatura promedio durante el día en primavera oscila entre los 19 grados centígrados (°C) en el norte y 16°C en el sur. Podés esperar una mezcla de distintos climas: días frescos y soleados que pueden cambiar rápidamente a temperaturas más bajas con chaparrones primaverales. 

La primavera en Nueva Zelanda abarca septiembre, octubre y noviembre. 

El clima en septiembre

A medida que el clima se pone más cálido, la gente empieza a disfrutar nuevamente de las actividades al aire libre. Aunque por lo general todavía hace demasiado frío como para nadar en la Isla Norte, los deportes tales como el kayak, la pesca o el descenso de rápidos son populares en septiembre. 

Típicamente las montañas todavía tienen nieve a esta altura del año, por lo que la temporada de esquí continúa hasta mediados o fines de septiembre. 

En Auckland, la temperatura promedio alta es de 16°C y la temperatura promedio baja es de 10°C. Septiembre todavía es un mes lluvioso en la Isla Norte, con un promedio de 10 días de lluvia. 

En Queenstown, la temperatura promedio alta es de 13°C y la temperatura promedio baja es de 2°C.

El clima en octubre

El horario de verano generalmente comienza a fines de septiembre, lo que significa que en octubre se puede disfrutar de días más largos y nochecitas más ligeras. 

A fines de octubre hay un feriado por el Día del Trabajo Para muchos neozelandeses, este fin de semana largo anuncia el comienzo de la estación cálida y es cuando se bañan en el mar por primera vez o plantan los tomates para el verano. 

Muchos de los senderos Great Walks también abren a fines de octubre. Esto significa que es seguro caminar por los senderos nuevamente y podés reservar para pasar la noche en los cómodos refugios del Departamento de Conservación (DOC). 

En Auckland, la temperatura promedio alta es de 18°C y la temperatura promedio baja es de 11°C.

En Queenstown, la temperatura promedio alta es de 15°C y la temperatura promedio baja es de 4°C.

El clima en noviembre

Esta época de fines de la primavera es excelente para viajar por Nueva Zelanda. El clima suele ser agradable y estable. A pesar de esto, es una temporada tranquila para el turismo, por lo que hay muchas opciones de alojamiento disponibles. 

En noviembre, las temperaturas van subiendo y los días se van alargando, por lo que podés comenzar a disfrutar de las playas y de manejar por las costas en la Isla Norte. 

Esta también es la época ideal para visitar los parques nacionales populares de la Isla Sur, como Aoraki/Mount Cook o Abel Tasman, antes que lleguen las multitudes del verano. 

En Auckland, la temperatura promedio alta es de 20°C y la temperatura promedio baja es de 12°C. En promedio solo hay 7 días de lluvia. 

En Queenstown, la temperatura promedio alta es de 18°C y la temperatura promedio baja es de 6°C.

Las mejores cosas para hacer en primavera 

Los corderos juguetean, los narcisos florecen y el sol brilla. La primavera es una excelente época para pasar tiempo al aire libre antes de que el clima sea demasiado caluroso para hacer excursionismo. 

Aquí van algunas de las mejores cosas para hacer durante la primavera en Nueva Zelanda. 

Ver cataratas

La primavera es nuestra “estación de las cataratas”: las cascadas del país se multiplican con un efecto magnífico. Fiordland en particular tiene impresionantes cascadas en esta época. 

Ver Hobbiton en plena floración

Es la época del año más imponente para hacer una visita guiada del plató Hobbiton(opens in new window); ya que las encantadoras campanillas y los jardines de la Tierra Media están llenos de flores. 

Degustar productos frescos en la región de Hawke's Bay

Explorá viñedos de clase mundial en la región de Hawke’s Bay así como su prestigioso festival de vino y comida, FAWC, o descubrí la vida al aire libre en uno de los senderos Great Walks o los senderos de ciclismo de Nueva Zelanda.

Christchurch, Canterbury
Lupinos en primavera, Christchurch, Canterbury

Destinos únicos de primavera

Los ondulados campos de las regiones de Waikato y Taranaki se tornan un verde brillante en primavera. Esta es la época ideal para hacer caminatas de un día en estos lugares y ver corderos y terneros recién nacidos. También es la época perfecta para visitar los jardines Hamilton Gardens. 

En Christchurch, visitá el parque Hagley para ver los cerezos en flor en toda su gloria. 

La primavera también es una muy buena época para visitar lugares como el cabo Reinga en el extremo norte, antes de que el verano traiga temperaturas elevadas. 

Consejos de viaje para la primavera

Aquí van algunos consejos de los expertos para viajar por Nueva Zelanda en primavera. 

Esquí en primavera

Dependiendo de las nevadas, los centros de esquí de Nueva Zelanda por lo general cierran a fines de septiembre, por lo que a comienzos de la primavera todavía podés hacer algunos viajes para esquiar. 

Lluvia primaveral

El clima primaveral en Nueva Zelanda es famoso por cambiar repentinamente. Podrías encontrarte en un chaparrón primaveral con muy poco aviso, así que asegurate de llevar un impermeable. 

Temporada intermedia

La primavera en Nueva Zelanda es la temporada intermedia, entre la concurrida temporada de esquí de invierno y las vacaciones de verano. Esto hace que sea una época excelente para viajar, con muchas ofertas y sin necesidad de reservar por adelantado. 

También puede interesarte