Pōwhiri: bienvenida Maorí

Estás aquí

Las ceremonias Pōwhiri, o de bienvenida, entregan una oportunidad especial para que los visitantes experimenten las tradiciones Maorí en acción.

El pōwhiri suele realizarse en un marae, o sede de reuniones maorí. El marae se encuentra en el corazón de cualquier comunidad maorí.

El pōwhiri comienza con un desafío

Un pōwhiri suele comenzar fuera del marae con un wero (desafío). Un guerrero de los tangata whenua (anfitriones) desafiará a los manuhiri (huéspedes) para verificar si son amigos o enemigos. Puede que lleve una taiaha (arma similar a una lanza), que depositará a modo de símbolo (por lo general, una pequeña rama) para que el visitante la tome y demuestre que viene en son de paz.

El llamado de bienvenida

Una mujer mayor del grupo anfitrión realizará un karanga (llamado) a los manuhiri. Esta es la señal para que los visitantes comiencen a acercarse al marae. Una mujer del grupo visitante responderá con su propio llamado. Los visitantes caminarán hacia el marae en grupo, lentamente y en silencio, con las mujeres adelante y los hombres detrás. Se detendrán en el camino para recordar a sus ancestros difuntos.

Discursos y canciones

Una vez que se encuentren en el territorio del marae y estén frente o dentro de la casa ancestral principal, los huéspedes y los anfitriones ocuparán sus asientos enfrentados. Ahora se pronuncian los discursos; por lo general, lo hacen los dos hombres mayores de cada grupo. Se canta una canción luego de cada orador para respaldar su discurso. Después de los discursos, los visitantes presentan un koha (regalo) a sus anfitriones.

Saludos y comida

Para completar los procedimientos formales, los visitantes y los anfitriones se saludan con un hongi: ceremonia en la que se tocan las narices. Luego del pōwhiri, se comparte kai (comida), de acuerdo con la tradición maorí de manaakitanga u hospitalidad.

Buscar y reservar vuelos