Relajate en una pileta termal con agua calentada de manera natural, rodeado de montañas, bosques o lagos. O date un gusto y disfrutá de un tratamiento terapéutico relajante en uno de los muchos spas de Nueva Zelanda.

Christchurch, Canterbury
Hanmer Springs, Christchurch, Canterbury

Nueva Zelanda está ubicada donde se encuentran dos placas tectónicas de la corteza terrestre. Esto genera mucha actividad geotermal, lo que permite que agua caliente emerja a través de la corteza terrestre y forme piletas de agua caliente. Estas piletas suelen contener minerales disueltos de las piedras por las que se filtró el agua.

La gente del lugar ha disfrutado de estas piletas termales por siglos, y algunos creen que bañarse en aguas minerales ayuda curar problemas médicos. En el caso de algunas piletas termales, se han construido complejos que incluyen spas a su alrededor, lo que significa que tendrás que pagar para entrar. Otras piletas son ‘silvestres’ y gratuitas.

A continuación encontrarás una selección de piletas termales comerciales y silvestres a lo largo de Nueva Zelanda.

Rotorua

En Rotorua, una ciudad construida sobre una zona volcánica activa, casi todos los alojamientos ofrecen piletas privadas calentadas por intercambiador de calor. También encontrarás una selección de complejos de piletas termales, incluyendo Hells Gate y el Polynesian Spa.

Cerca de Reporoa se encuentra un manantial termal llamado Butcher’s Pool. La gente del lugar que se baña ahí con regularidad tiene una muy buena opinión de este lugar. Esta pileta gratuita es propiedad de la Municipalidad de Rotorua, quien está a cargo de su mantenimiento. Tiene senderos pavimentados, baños y vestuarios.

Una buena opción gratuita cerca del lago Rotowhero es Kerosene Creek, que tiene una cascada caliente y una pileta limpia con un fondo arenoso. Hay un galpón de chapa bien al estilo kiwi para cambiarse ahí, lo que también suma al ambiente rústico.

Lago Taupo

El lago Taupo alberga una variedad de piletas termales con agua calentada de manera natural, perfectas para darse un relajante baño después de un día ajetreado explorando.

Un lugar favorito desde hace mucho entre la gente del lugar, Taupo DeBretts Hot Springs ofrece piletas calientes al aire libre y cubiertas, mientras que Tokaanu Thermal Pools ofrece piletas termales privadas y públicas.

Si estás buscando darte un baño en una pileta caliente y un masaje en un lugar tranquilo, andá a Wairakei Terraces, y si querés explorar las piletas termales de la región sin sacar tu billetera, podés ir a Lake Terrace o Spa Park.

Isla Sur - Hanmer Springs

Hay menos aguas termales en la Isla Sur, que tiene una geografía muy diferente a la Isla Norte. Sin embargo, la gran falla alpina que creó los Alpes del Sur le hizo un gran favor al mundo con Hanmer Springs, un complejo de aguas termales abierto en todas las estaciones que con frecuencia gana premios por sus instalaciones. En Hanmer vas a encontrar piletas de agua termal mineral, azufre y agua dulce, además de un área grande de actividades para niños con toboganes de agua. Para terminar de relajarte, podés disfrutar de un tratamiento de belleza o masaje.

Si te gustaría vivir la experiencia única de bañarte en aguas glaciales calentadas, podés ir a Tekapo Springs. O podés bañarte en agua de montaña con espléndidas vistas alpinas en los jacuzzis de Omarama, a solo 90 minutos de Aoraki/Mount Cook.

El lugar para bañarse gratis más al sur se encuentra en Welcome Flat en Westland, pero vas a tener que trabajar para ganartelo. Comenzando al sur del Glaciar Fox, seguí el sendero Copland por siete horas hasta llegar a un refugio y camping del Departamento de Conservación (DOC) (tenés que hacer una reserva con DOC para pasar la noche). Las piletas se encuentran a una corta distancia del refugio y tienen una de las mejores vistas a la naturaleza de Nueva Zelanda. Durante el deshielo de la primavera podés acostarte en el agua caliente y ver cómo las avalanchas caen como cascadas por las montañas.

Coromandel

The Lost Spring, cerca de Whitianga en la península de Coromandel, junta aguas cristalinas que fluyen de un manantial de agua caliente a 600 metros debajo de la superficie de la tierra. Con piletas esculpidas y cascadas relajantes rodeadas de bosques autóctonos, The Lost Spring promete una experiencia muy pintoresca.

Bajando por la costa desde Whitianga se encuentra la playa Hot Water, donde el agua caliente emerge a través de la arena. Un par de horas antes y después de la marea alta, podés cavar tu propio jacuzzi y luego relajarte y disfrutar de mirar cómo las olas rompen en la playa. ¡Increíble! Esta experiencia es completamente gratuita, a no ser que necesites alquilar una pala en la tienda del lugar.

Isla Great Barrier

Al este de Auckland en las partes más lejanas del golfo de Hauraki, se encuentra la Isla Great Barrier, donde podés hacer una caminata para llegar a unas mágicas piletas termales gratuitas en el medio del bosque. Solo tenés que seguir el sendero de caminata Kaitoke Hot Springs desde la calle Whangaparapara Road.

Te Aroha

Te Aroha Mineral Spas se encuentra al sur de Auckland, debajo del monte Te Aroha. Estas piletas han sido modernizadas, pero conservan el encanto de la época eduardiana. Un bebedero te permite ‘probar las aguas’, que se cree que promueven el bienestar (¿la fuente de la juventud?) y en el parque del pueblo se encuentra el único géiser de soda caliente del mundo.

Seguridad en las piletas termales

Al nadar en piletas termales naturales, en las que el agua surge de la tierra, mantené la cabeza fuera del agua, ya que hay un pequeño riesgo de contraer una enfermedad llamada meningitis amebiana. Aunque es muy poco común, esta enfermedad es grave.

Las ciudades más grandes de Nueva Zelanda tienen lujosos spas que pueden ser un complemento ideal a tus vacaciones. También hay retiros tranquilos en el campo o en el medio del bosque que combinan terapias relajantes con paisajes pintorescos. En uno o dos días vas a sentirte y verte como una persona nueva.

plane Buscar y reservar vuelos

¿Cuál es tu próximo destino?